sábado, 26 de mayo de 2012

Me recuerdas a las primeras amapolas de la primavera. Te cuesta abrirte y manchar de rojo.
Me fugo por los valles de tu espalda, renazco en la intención de tus dedos, me pierdo en tu nuca todavía sin ser.
Y mi camino a casa es el abismo de tu esternón al terminar y dejarle paso al resto de la piel.


A lo mejor para ti soy sólo un desliz. Pero tú para mí eres el mejor de los aciertos.



Te prometo que el Sol no se cansará de salir cada día.

9 comentarios:

  1. Qué PRECIOSIDAD.

    Mientras vives el amor todo es poesía ^^

    ResponderEliminar
  2. Me ha recordado a la canción de mi amiga Marta (Vaivencida)

    http://www.youtube.com/watch?v=oPINcvfAZJs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era la intención :) (adoro a esa chica)

      Eliminar
  3. Pues suelo recordar a los elefantes del zoo mas que a las amapolas, ya ve usted.


    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  4. Una bonita declaración. La persona a la que vaya dirigida tiene que estar contenta. :)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito!! Me encanta, te has superado :)
    Besitos!

    ResponderEliminar