viernes, 12 de marzo de 2010

Just keep pushing on

Por fin. Sólo puedo decir eso. Han tenido que transcurrir meses para sentirme un poquito menos pequeña en la barra, no desesperarme por completo y sonreír. He bailado, un poquito, pero lo he hecho.
Y he podido valorar que mi esfuerzo no ha sido en vano, y que he mejorado. Que he hecho una double pirouette limpia y me han felicitado por ello (es una nimiedad, pero me hace ilusión y mucha, y qué). Tal vez necesito demasiados ánimos, pero cuando los pido con los ojos, mis motivos tengo.
No he sido invisible, he disfrutado, y se me han empañado los ojos al darme cuenta de todo ello. Y algún día encadenaré un par de fouettés sin perder el equilibrio.

Gracias Ana Ruth, por enseñarme algo realmente.



- El baile es duro, pero hay que disfrutarlo.

2 comentarios:

  1. Espero que me repitas esa double pirouette algún día :D

    ResponderEliminar
  2. Me gusta tanto oir este tipo de cosas

    ResponderEliminar